Tipos de hilos tensores: características y beneficios

Tipos de hilos tensores: características y beneficios

Tipos de hilos tensores: características y beneficios

Los hilos tensores son un tratamiento médico-estético que permiten rejuvenecer el rostro sin necesidad de someterse a una cirugía.

Pero ¿sabes que existen distintos tipos de hilos tensores? Cada uno de ellos está indicado para una zona concreta, a la que aportan una serie de beneficios. En Antiaging te contamos cuáles son y todos los detalles que necesitas saber.

Con el paso del tiempo y la pérdida de colágeno y elastina, la piel va perdiendo tersura y, en consecuencia, aparece flacidez. Es por ello por lo que muchas personas deciden someterse a un tratamiento estético que les permita rejuvenecer el rostro y devolverle esa firmeza.

Concretamente, uno de los tratamientos más comunes para lograrlo son los hilos tensores, puesto que consiguen devolver al paciente una piel firme y rejuvenecida sin necesidad de pasar por quirófano.

Aunque los hilos tensores de polidioxanona (PDO) y los de ácido poliáctico (PLL) son los más comunes por ser los que otorgan resultados más duraderos, también existen otras tipologías de hilos tensores que logran combatir la flacidez.

Tipos de hilos tensores

Como hemos dicho anteriormente, existen diferentes tipos de hilos tensores. Concretamente, podemos establecer la siguiente clasificación:

Hilos tensores de monofilamento

Los hilos de monofilamento pertenecen al grupo de los hilos de polidioxanona (PDO).

Este tipo de hilos, aunque se pueden utilizar en todo el ovalo facial, son más recomendados para hacer frente a la flacidez que aparece en la papada o en la mandíbula.

Al insertar estos hilos tensores, se produce una reacción inflamatoria que genera la formación de colágeno, además de aumentar el flujo sanguíneo de la dermis. Además, la tensión que genera en la piel su aplicación produce lo que conocemos como el efecto lifting.

En este caso, son totalmente absorbidos a los 6 meses, aunque el colágeno generado permanece en la piel.

Hilos tensores multifilamento

Los hilos tensores multifilamento son adecuados para inducir colágeno y elastina para lograr mejorar la flacidez de una zona concreta y aportar firmeza a la misma.

A este tipo de hilos también se les conoce como hilos tornados, y se diferencian de los anteriores por su mayor grosor, puesto que están formados por varios hilos unidos (de ahí la denominación multi de su nombre).

Esta tipología es una de las más recomendadas, puesto que logra dar a la zona afectada un mayor volumen, y, además, produce un efecto de relleno mucho más natural. Concretamente son muy efectivos en zonas delicadas como el cuello o la frente.

Hilos tensores espiculados

Los hilos espiculados se caracterizan por tener una serie de espículas bidireccionales, que proporcionan un mayor anclaje y tensión en la piel. Además, tienen un diámetro mayor, por lo que pueden ser colocados con mayor facilidad y efectividad.

En este caso, este tipo de hilos tensores puede llegar a mantener sus resultados hasta los 12 e incluso 24 meses, por lo que son la mejor opción si lo que buscas son unos resultados más duraderos.

Se recomienda utilizarlos en zonas en las que la flacidez y el envejecimiento de la piel sea más severo. A pesar de ello, pueden aplicarse en todo el rostro, aunque pueden causar alguna complicación de aplicación en zonas como:

➡️ Frente

➡️ Barbilla

➡️ Entrecejo

➡️ Pómulos

Hilos de ácido poliláctico

Los hilos de ácido poliláctico son la tipología más novedosa de los cuatro tipos que existen actualmente en la medicina estética. Como su propio nombre indica, estos están hechos de ácido poliláctico y, además, cuentan con las características espículas bidireccionales de los hilos tornados, por lo que favorecen la producción de colágeno y consiguen una mayor firmeza de la piel.

Este tratamiento consigue revitalizar el rostro y recuperar el volumen perdido de forma inmediata. Además, logra mantener estos resultados hasta en dos años, y logra conseguir resultados mucho más naturales.

Beneficios de los hilos tensores

Este tratamiento de la medicina estética aporta numerosas ventajas. Concretamente, entre sus numerosos beneficios podemos destacar los siguientes:

 

➡️ Aplicación rápida sin necesidad de cirugía

➡️ Combate las arrugas y la flacidez del rostro

➡️ Resultados naturales e inmediatos

➡️ Mantenimiento de los resultados en hasta 24 meses

➡️ Tratamiento indoloro y mínimamente invasivo

➡️ Consigue un efecto lifting sin necesidad de cirugía

➡️ Se puede combinar con otros tratamientos como los rellenos faciales

 

Bien es cierto que, a pesar de sus numerosas ventajas, también hay que comentar que los hilos tensores también tienen algún inconveniente como:

  • Su duración, puesto que los resultados de este tratamiento son temporales, ya que el organismo los va reabsorbiendo con el paso del tiempo.
  • Pueden presentar algunas molestias durante los primeros días tras su aplicación, aunque estas desaparecerán a los pocos días.

 

Si quieres más información sobre los métodos de medicina antienvejecimiento, en Dra. Vicario puedes encontrar numerosos tratamientos de envejecimiento facial en zonas del rostro como: la frente, ojos, ojeras, entrecejo o cuello. Ponte en contacto con nosotros para más información.

Conoce los 5 tratamientos estéticos que utilizan anestesia local

Conoce los 5 tratamientos estéticos que utilizan anestesia local

La anestesia local, al contrario de la anestesia general, sólo duerme una parte específica del cuerpo, lo que causa la ausencia temporal de la sensibilidad de una parte del cuerpo.

En cuanto a la aplicación de este tipo de anestesia, se puede hacer de dos formas: bien por infiltración, que consiste en una inyección subcutánea, o aplicando un gel o spray anestésico de manera directa sobre la piel.

Además, la anestesia local cuenta con una serie de beneficios frente a otros tipos como la general:

  • Es menos agresiva para el cuerpo
  • La recuperación tras su aplicación es más rápida
  • La hospitalización no es necesaria, lo que reduce los costes de la clínica y, en consecuencia, el precio de la cirugía.

Tratamientos que se realizan bajo anestesia local

La anestesia local, es un tipo de anestesia que suele administrarse en algunos de los tratamientos de medicina estética más comunes como los rellenos faciales de ácido hialurónico.

A continuación, te contamos algunos tratamientos estéticos que también recurren a este tipo de anestesia:

Hilos tensores

Los hilos tensores son un tratamiento estético no invasivo, que además de utilizar anestesia local, resulta seguro y ofrece resultados de forma inmediata.

Los hilos se aplican debajo de la piel y se estiran para que soporten el peso de la piel. Este tratamiento suele ser corto, puesto que dura, aproximadamente, de 30 a 45 minutos, aunque depende de la zona.

Este tratamiento permite reafirmar la piel, buscando conseguir un aspecto más joven. Se pueden aplicar en pliegues nasolabiales, pómulos, cejas, frente o cuello, además de otras partes del cuerpo como los glúteos o brazos.

Blefaroplastia

La blefaroplastia es un tratamiento estético recomendado para pacientes que desean corregir el exceso de piel o grasa en los párpados. Hay dos tipos de ellas: blefaroplastia superior (para párpados superiores) y blefaroplastia inferior (para párpados inferiores).

Esta técnica se realiza con anestesia local o sedación ambulatoria, por lo que no se requiere el ingreso del paciente. La intervención suele durar de 1 a 2 horas, y no deja cicatrices visibles en el rostro.

Se trata de una de las cirugías más solicitadas, puesto que permite y consigue rejuvenecer los ojos, uno de los que más revelan nuestra edad.

Liposucción

Aunque generalmente la liposucción suele realizarse con anestesia general, debes saber que esta técnica, en algunas ocasiones, se lleva a cabo bajo anestesia local con cánulas muy finas. Concretamente ocurre esto en el caso de la liposucción tumescente y en la liposucción láser.

Es un tratamiento recomendado para personas que quieran eliminar los depósitos de grasa que resultan difíciles o imposibles de eliminar a partir de una dieta convencional. Se puede realizar en muslos, barriga, rodillas o papada.

Otoplastia

La otoplastia es un tratamiento que permite corregir las deformidades de la oreja, aunque la mayoría de las otoplastias se realizan para corregir orejas que sobresalen del rostro.

Aunque normalmente se realiza con una incisión detrás de la oreja para remodelar el cartílago, existen otras técnicas menos invasivas que se realizan bajo anestesia local: implantes de Earfold.

Además, para corregir este tipo de problema, también se puede recurrir a los hilos tensores, que se colocarán detrás de la oreja.

Rellenos faciales

Los rellenos faciales son unos de los tratamientos estéticos más demandados actualmente, debido a su efecto invasivo. Se trata de inyecciones de materiales de relleno como el material utilizado para el tratamiento antiarrugas, o el ácido hialurónico.

Esta técnica se utiliza para tratar imperfecciones como arrugas, para dar volumen o para hidratar, y se pueden aplicar tanto en el rostro como en el cuerpo. Además, suele aplicarse bajo anestesia local en diferentes formas:

  • Anestesia local con crema anestésica
  • Anestesia tópica fría
  • Ácido hialurónico que contiene anestésico local
  • Anestesia periférica

Beneficios de la anestesia local

Como hemos comentado anteriormente, la anestesia local tiene una serie de ventajas frente a otro tipo de anestesias como la general. Algunos de estos beneficios son:

  • Mayor seguridad: puesto que el paciente puede respirar con plena conciencia. Además, la cantidad de medicación en sangre es mínima, y no afecta a la frecuencia cardiaca.
  • Evita la sensación de dolor y permite mantener despierto al paciente.
  • Es menos agresiva y traumática para el cuerpo,
  • La recuperación tras su aplicación es rápida, y el paciente puede recuperar su rutina, con normalidad, poco después de la intervención.
  • Reduce los costes y precio de la cirugía, puesto que no necesita ingreso ni hospitalización.

 

En la clínica de la Dra. Vicario contamos con algún tratamiento que se realiza bajo anestesia local como los hilos tensores. Para más información contacta con nosotros. Estaremos encantados de atenderte y resolver todas tus dudas.

Coolifting: tratamiento y beneficios

Factores como la edad y la exposición de nuestra piel al sol, provocan que nuestro rostro vaya progresivamente perdiendo tersura y provoque la aparición de arrugas. A pesar de ello, hoy en día existen numerosos tratamientos estéticos que, sin necesidad de cirugía,  nos permiten reducir estas imperfecciones de la piel, como es el caso del tratamiento Coolifting.

Qué es el Coolifting

El Coolifting es una técnica de la medicina antienvejecimiento que tiene como objetivo rejuvenecer el rostro, debido a que la piel facial es la zona en la que más se nota el paso del tiempo.

Este tratamiento, no necesita de una cirugía, ya que utiliza un potente flujo de CO2 y activos nebulizados a muy baja temperatura que, combinados con la alta presión de su aplicación provoca la vasomotricidad paradoxical, favoreciendo la microcirculación cutánea.

Además, gracias a los beneficios del CO2, se estimula la formación de colágeno y elastina, y se incrementa la oxigenación de los tejidos, lo que disminuye y previene la aparición de arrugas.

 

 

¿Cuánto dura cada sesión y cuándo se ven los resultados?

Además de que el tratamiento con Coolifting no es doloroso debido a que la presión y la temperatura del fluido están controladas por un software específico que evita las molestias, las sesiones de Coolifting también son muy rápidas.

Las sesiones de este tratamiento antienvejecimiento suelen durar unos cinco minutos, aunque después se pueden añadir algunos más si se hace algún masaje facial para terminar de extender el producto, y se puede empezar a apreciar resultados con tan sólo una sesión.

A pesar de ello, es recomendable realizar alguna sesión más, concretamente entre 5 y 8 si tu deseo es conseguir efectos más permanentes en tu rostro. Posteriormente, también se podrán realizar sesiones de mantenimiento para lograr que este efecto sea más duradero.

También debes saber que esta técnica puede realizarse en diversas zonas del rostro, como la frente, los labios, sobre todo las comisuras, el entrecejo o el contorno de los ojos y el cuello.

Efectos del Coolifting

Como hemos comentado, el Coolifting es capaz de lograr resultados de forma inmediata tras la primera sesión, aunque alguno de ellos puede desaparecer de forma progresiva. Por ello, en este tratamiento encontramos dos tipos de efectos:

  1. Efectos inmediatos, como alisar la piel, aporte de luminosidad, eliminación de arrugas superficiales y reducción de las más profundas
  2. Efectos duraderos: estimulación de la producción de colágeno y elastina, hidratación de la piel y, por tanto, rejuvenecimiento del rostro.

 

 

¿Cuáles son sus beneficios?

Los beneficios principales del tratamiento con Coolifting son ayudar a mejorar la circulación de la sangre y estimular la producción de colágeno y elastina en la piel para dar a nuestro rostro un aspecto rejuvenecido con una piel más firme y tensa. Pero también tiene otra serie de beneficios:

  1. Incrementa la oxigenación de los tejidos
  2. Hidrata la piel, aportándole brillo y luminosidad
  3. No sólo mejora la piel estéticamente, sino que también consigue que en general, esta esté más sana
  4. Produce efectos inmediatos y, con el paso del tiempo y las sesiones necesarias, permanentes

 

Contraindicaciones

A pesar de los numerosos beneficios que aporta este tratamiento de antienvejecimiento facial a nuestra piel, es necesario saber que hay una serie de personas que deben abstenerse de usar este tratamiento:

  1. Personas con enfermedades en la piel: con problemas como la psoriasis, acné, inflamación o quistes
  2. Personas que presenten una especial sensibilidad en la piel, debido a que podrían desarrollar una leve irritación en la piel
  3. Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia
  4. Pacientes que se hayan inyectado con anterioridad tratamientos de botox o rellenos con ácido hialurónico dos semanas antes en la zona donde se quiere aplicar el Coolifting

 

Si estás interesado en los métodos de medicina antienvejecimiento, en Dra. Vicario podrás encontrar tratamientos de envejecimiento facial en zonas del rostro como: la frente, ojos, ojeras, entrecejo o cuello.

 

Alimentos Antienvejecimiento: conserva tu juventud

Alimentos Antienvejecimiento: conserva tu juventud

El paso del tiempo deja signos visibles en nuestra piel, como una especie de huella de todo lo que hemos vivido a lo largo de los años. Podemos intentar combatir algunos de estos signos mediante tratamientos estéticos o cuidando la alimentación, introduciendo alimentos antienvejecimiento en nuestra dieta. En este artículo, te contamos cómo seguir cuidando de tu salud y de tu aspecto físico a la vez.

Tratamientos que mejoran tu aspecto

Nuestro aspecto físico nos preocupa y ponemos especial atención al cuidado de nuestra piel. Los mejores laboratorios pasan años desarrollando productos para combatir la edad y las arrugas. En el mercado, encontramos una gran variedad de cremas con múltiples ingredientes que tratan de combatir los signos de la edad, las patas de gallo o pequeñas arrugas de expresión.

Además, existen múltiples tratamientos de medicina o cirugía estética, con una variedad de procedimientos y opciones para revitalizar el rostro. Algunos de estos tratamientos nos ayudan tanto a nivel externo como a nivel interno, pues pueden favorecer la generación de colágeno o garantizar la recuperación de las vitaminas que necesita nuestro cuerpo.

La alimentación es uno de los factores clave que permiten una mejora visible en nuestro aspecto y que nos ayudan en la lucha contra la edad. A continuación, te contamos algunos alimentos antienvejecimiento imprescindibles para conservar tu juventud y crear una dieta antiaging.

Alimentos antienvejecimiento

Para poder cuidar nuestro aspecto físico debemos poner especial atención en el cuidado interno, por ello, debemos buscar alimentos saludables que ayuden a nuestro organismo.

Aguacate

El aguacate es una potente fruta antioxidante. Rico en magnesio y potasio, posee una gran cantidad de grasas saludables que ayudan a normalizar el colesterol y en algunos casos a disminuirlo, reduciendo el LDL o “colesterol malo” y, aumentando el HDL o “colesterol bueno”.

Es un alimento que se puede introducir fácilmente en nuestra dieta, ya sea en tostadas o ensaladas.

Frutos rojos

Los frutos rojos son fácilmente reconocidos por su tamaño, aspecto y color. Tienen un fuerte poder antioxidante que permite ralentizar el proceso de envejecimiento. Además, tienen un fuerte poder antinflamatorio.

Los diferentes frutos rojos que encontramos son: arándanos, frambuesas, fresas, moras, grosellas, cerezas y madroños.

Los frutos rojos son alimentos bajos en calorías y en azúcares fáciles de introducir en ensaladas, salsas o mermeladas o mediante zumos o batidos.

Naranja

La naranja es una fruta reconocida por ser una fuente fundamental de vitamina C. Permite prevenir resfriados, posee propiedades antioxidantes y mejora la absorción de calcio y hierro en nuestro organismo.

Ayuda a fortalecer las articulaciones, los huesos y la dentadura. También actúa como regulador intestinal y depurador.

Espinacas

Las espinacas son una gran fuente de vitaminas y proteínas. Otorgan beneficios a nuestra piel, pelo y  huesos. Además, son bajas en calorías.

Tiene beneficios adicionales: reduce la presión arterial, ayuda a prevenir la aparición del cáncer y favorece la regularidad digestiva.

Al ser una fuente de vitamina A, ofrece una hidratación adicional a la piel y regula la producción de sebo, mejorando el aspecto de ésta y evita la aparición de acné.

Té verde

El té verde ofrece múltiples beneficios, tanto para nuestra salud como para el aspecto de nuestra piel. Es una fuente de antioxidantes que permite combatir el envejecimiento de nuestra piel, ayudando a evitar arrugas y líneas de expresión.

Frutos secos

Incluir frutos secos en nuestra dieta diaria es muy recomendable, no obstante, hay que tener cuidado porque son alimentos altos en calorías.

Las avellanas, las almendras o los dátiles pueden convertirse en los nuevos aliados para tu piel. Son importantes antioxidantes ricos en proteínas que ayudan a revitalizar tu piel.

Se pueden introducir en ensaladas, yogures o frutas. Además, también pueden tomarse entre horas, reemplazando la ingesta de alimentos menos saludables.

Aceite de oliva

Conocido como oro líquido, el aceite de oliva es una de las claves de la dieta mediterránea. Es reconocida por ser la grasa más saludable y tiene múltiples beneficios, uno de ellos combatir en envejecimiento.

Múltiples estudios destacan que ayuda a reducir el nivel de colesterol y previene la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Al igual que el aguacate es uno de los alimentos conocidos como “colesterol bueno”, es decir, pertenece al grupo de grasas monoinsaturadas.

Ajo

Por último, queremos destacar la importancia de la introducción del ajo en nuestra dieta. El ajo es un fuerte antioxidante, fuente de vitamina C y B6, que mejora la producción de colágeno en nuestra piel para que se mantenga elástica y tersa.

También, permite evitar el envejecimiento prematuro y algunas enfermedades, ya que reduce la toxicidad que causan metales pesados como el plomo o el mercurio.

 

En la Clínica de la Doctora Vicario somos especialistas en tratamientos y dietas antienvejecimiento. Ponte en contacto con nosotros y te ayudamos sin compromiso a recuperar tu piel.

Cómo cuidar la piel en verano

Cómo cuidar la piel en verano

La piel en verano sufre importantes cambios en su estructura y es el momento del año en el que más tenemos que protegerla. Está sometida a una mayor intensidad solar, mayores temperaturas y resequedad, a sustancias químicas como el cloro y a una mayor sudoración.

Es importante saber cómo cuidar de nuestra piel y establecer una rutina de cuidado diario. A continuación, desde la Clínica Antiaging Madrid te mostramos algunos consejos para minimizar el impacto del verano en tu piel.

 

Hidratación

En verano, debido a las altas temperaturas y a un aumento en la sudoración del cuerpo, necesitamos ingerir una mayor cantidad de líquidos. Una falta de hidratación a nivel interno muestra signos inmediatos en la piel, que aparece seca, con un aspecto apagado e incluso puede ir acompañada de descamaciones.

El agua es la principal fuente de hidratación de la piel. Pues, además de constituir una parte fundamental en nuestro cuerpo, ayuda en el proceso de absorción de nutrientes.

Protección solar

Uno de los errores más frecuentes que cometemos es aplicar protección solar exclusivamente cuando sabemos con certeza que vamos a estar expuestos a largos periodos al sol, como cuando vamos a la playa.

En todas las épocas del año, pero en verano principalmente, debemos proteger nuestra piel en todo momento, ya que el sol está penetrando en nuestra piel de forma intermitente y adelantando el envejecimiento natural de nuestro aspecto físico. Debemos utilizar un factor de protección 50 en la cara y el cuerpo, y aplicarlo con frecuencia. Es recomendable también que la crema o spray protector salvaguarde frente a los rayos UVA y UVB, y que en caso de tener contacto con agua, en la piscina o playa, sea resistente a esta.

De esta forma protegemos a nuestra piel de manchas solares permanentes, que además de afectar estéticamente a nuestra piel pueden derivar en problemas de salud más graves como son la aparición de melanomas.

 

Cuidado específico de la piel

En cuanto al cuidado superficial de la piel, debemos tener en cuenta dos cosas importantes. La primera tiene que ver con la limpieza de la piel, es fundamental utilizar limpiadores o geles que protejan nuestra piel y que sean libres de alérgenos.

Por otro lado, debemos brindar una hidratación extra mediante la aplicación de cremas hidratantes de uso diario, sobre todo después de la ducha. Algunas partes de nuestro cuerpo, como codos, rodillas o talones necesitan una hidratación adicional, debemos saber escuchar a nuestro cuerpo.

El rostro posee unas características particulares que implican cuidados específicos. Existen una serie de pasos de rutina coreana que podemos poner en práctica para tener un cutis perfecto. Esta rutina consta de 10 pasos, que podemos ir implementando poco a poco para que no sea tan drástico el cambio. Estos pasos son:

Paso 1: Limpiador de base oleosa para eliminar maquillaje y crema solar.

Paso 2: Limpiador de base acuosa para limpiar en profundidad.

Paso 3: Exfoliación una vez por semana.

Paso 4: Tónico para mantener el pH de la piel.

Paso 5: Aplicación de esencia.

Paso 6: Sérum muy concentrado y de rápida absorción.

Paso 7: Mascarilla facial un par de veces por semana.

Paso 8: Aplicar contorno de ojos, es una de las zonas más sensibles.

Paso 9: Crema hidratante que se adapte a las características de nuestro rostro.

Paso 10: Protector solar

Alimentación

Como ya hemos dicho, el agua es el alimento fundamental para el correcto funcionamiento del cuerpo y para el cuidado de la piel en verano es imprescindible. No obstante, existen otros alimentos que también favorecen la hidratación y nos permiten mantener una dieta equilibrada. Entre estos alimentos encontramos el aguacate, fuente de vitamina E que protege a nuestro cuerpo de la radiación y de la oxidación. La sandía y el pepino son alimentos que encontramos principalmente en la época estival y que concentran grandes cantidades de agua, además de ser fuente de vitaminas A, B y C, que protegen frente al envejecimiento prematuro de la piel. Otras frutas que pueden ayudar a la mejora de nuestra piel son la manzana, la pera o la papaya.

 

Tratamientos estéticos

El sol hace que el proceso de envejecimiento natural de la piel se acelere en el tiempo. Una de las opciones más interesantes es la medicina preventiva del envejecimiento, también conocido como Antiaging, que se basa en conocer los factores biológicos de cada paciente y retrasa el envejecimiento.

Otro tratamiento interesante para el cuidado de la piel es la mesoterapia facial, que consiste en la microinyección de vitaminas, antioxidantes, ácido hialurónico y otros componentes que revitalizan tu piel y que estimulan la producción natural de colágeno.

En la clínica de la Dra Vicario somos especialistas en tratamientos antiaging y medicina regenerativa. Consulta con nosotros cual es el tratamiento que más se adapta a tus necesidades, estaremos encantados de ayudarte. Contacta con nosotros

8 tips para una dieta antienvejecimiento

8 tips para una dieta antienvejecimiento

El envejecimiento acelerado puede ser causado por una vida sedentaria o marcada por el estrés y los malos hábitos alimenticios. En este artículo compartimos algunas ideas para que poder desarrollar una dieta antienvejecimiento.

Si desea mantener una vida larga y saludable debe prestar atención a lo que consume; una alimentación saludable es indispensable para retrasar el deterioro del organismo.

El secreto de base en cualquier Tratamiento Antienvejecimiento está en consumir vegetales y frutas, frescos y ecológicos, y alimentos que tengan el menor procesamiento posible.

1. Consumir algún tipo de hoja vegetal verde en cada comida

Las hojas verdes son sinónimo de clorofila, ácido fólico y carotenoides, una combinación que es depurativa, antioxidante y alimenticia, todo en un mismo lugar.

Las hojas verdes también contienen mucha fibra, componente esencial para mantener el buen tránsito intestinal.

 

2. Beber zumos y batidos diariamente

Una dieta antienvejecimiento debe contar con abundante consumo de frutas y vegetales frescos. Una de las mejores formas de consumir abundante cantidad de estos, es mediante zumos, pues así se consigue extraer lo más nutritivo de cada pieza. Asimismo, la digestión se torna mucho más fácil y se aprovechan los nutrientes de forma más eficaz.

Por otro lado, al combinar los antioxidantes, vitaminas y minerales de diferentes vegetales y/o frutas, se potencian sus efectos.

 

3. Aumentar el consumo de pescado azul y frutos secos

Tanto el pescado azul como los frutos secos son altamente recomendados en una dieta antiaging por su gran contenido de omega 3.

Otro ingrediente recomendado para agregar a su dieta antienvejecimiento es el aceite de oliva virgen extra por ser rico en vitamina E, además de ser antioxidante y antiinflamatorio.

 

4. Evitar a toda costa el azúcar refinado

Al consumir azúcares que han sido procesados, el organismo necesita extraer recursos que tiene almacenados para poder procesarlo. Además, genera adicción. Así que a la larga, el organismo en lugar de nutrirse, se desgasta en exceso para poder procesar esos antojos dulces.

 

5. Seguir el ritmo propio de cada cuerpo

El organismo posee un sistema integrado con el ritmo terrestre que se activa según las distintas fases de incidencia de la luz solar.

Así, desde la madrugada hasta media mañana, el organismo entra en fase de depuración, por lo tanto, lo más adecuado en ese horario es consumir batidos depurativos, antes del desayuno. También es recomendable ingerir un vaso con agua tibia y zumo de limón al despertar.

Alrededor del mediodía y hasta las 16:00 pm, el organismo entra en la fase de asimilación de nutrientes. Puede tomar su almuerzo desde las 12:00 y hasta las 16:00pm. La cena puede tomarla antes de las 20:00pm.

A partir de las 20:00 pm y hasta las 4:00 am el organismo entra en fase de regeneración. En esta fase, el cuerpo emplea todos los nutrientes asimilados en procesos de reparación y regeneración de células y tejidos.

Conviene ir a descansar alrededor de las 22:30 pm para aprovechar al máximo esta fase de regeneración.

Tome en cuenta toda esta información al organizar sus comidas.

 

6. Consumir alimentos rejuvenecedores

Los siguientes alimentos poseen grandes propiedades antioxidantes y, además, aportan gran sabor y nutrientes a todo tipo de recetas:

– Clavo de olor

– Nueces pecanas

– Ciruelas pasas

– Jengibre fresco

– Kale

– Açai

7. Tomar más agua y disminuir el consumo de alcohol

En una dieta antienvejecimiento, lo más recomendable es tomar entre litro y medio y dos litros de agua al día. La mejor forma de reforzar los procesos de renovación celular es hidratando al organismo.

Las bebidas alcohólicas tienen un efecto devastador sobre la piel y el organismo. Al ingerirlas, se disminuyen los niveles de oxígeno en la sangre y la generación de colágeno, como resultado, la piel pierde su brillo, firmeza y elasticidad. El hígado es obligado a trabajar dos veces más para la eliminación de toxicidad y no siempre se logra el cometido.  Asimismo, el alcohol  disminuye la producción de vitamina A, provocando resequedad en la piel. Por tales razones, si desea realizar un tratamiento antienvejecimiento, no es recomendable ingerir alcohol en absoluto.

 

8. Reducir el nivel de estrés y practicar más deporte

Practicar ejercicio físico mejora la calidad de la piel al igual que los procesos de regeneración de todo el organismo. Al practicar algún deporte, todo el organismo se activa y son estimuladas las mioquinas, células responsables de reducir la inflamación cutánea, desintoxicar el organismo y mejorar el funcionamiento del sistema circulatorio.

Generalmente adquirimos cremas rejuvenecedoras y no cuidamos el organismo interno, es decir, de la calidad de la nutrición. Si la dieta es pobre en nutrientes y a eso se le agregan la contaminación y el estrés, la piel se desvitaliza con mayor facilidad.

Así que no demore en poner en práctica estas 8 claves como Tratamiento ante el Antienvejecimiento. Incluya estas claves en su rutina de alimentación para asegurar el máximo aporte nutricional y así evitar el envejecimiento prematuro.

 

Todo lo que debes saber sobre manchas solares

Todo lo que debes saber sobre manchas solares

Todos conocemos la importancia de proteger nuestra piel del sol en verano. El sol es cada vez más agresivo y debemos tomar medidas para no sufrir daños irreparables en nuestra dermis. Si has tomado mucho el sol sin protección es posible que hayan aparecido manchas solares oscuras o marrones en zonas delicadas como el rostro, las manos, el escote o la espalda.

Desde la Clínica de la Dr. Vicario queremos hablarte en el artículo de hoy de las manchas solares y cómo prevenirlas o quitarlas cuando ya han aparecido en nuestra piel. Son lesiones producidas por una alteración en la producción de la melanina. No te preocupes, hoy te enseñamos los mejores consejos para eliminarlas y tener una piel sana y radiante. Visita nuestro blog para conocer consejos de expertos, tratamientos y curiosidades sobre tu piel.

manchas solares

 

Prevenir las manchas solares

La única forma de prevenir las manchas solares en nuestra piel es protegerla del sol con cremas de pantalla total en las zonas más expuestas. Recuerda que, aunque el día esté nublado, es fundamental que utilices la protección solar siempre que no salgas de casa. Se recomienda su uso incluso en invierno.

Evita la radiación directa sobre el rostro usando sombreros y gorras este verano. De esta forma, protegerás tu piel de los efectos nocivos del sol: el envejecimiento prematuro y la aparición de manchas.

Tratamiento de las manchas solares

Lo primero que debemos tener en cuenta antes de realizarnos un tratamiento para eliminar las manchas solares, es la estación del año en la que nos encontramos. Es recomendable hacerlo en épocas en las que el sol esté menos presente sobre nuestra piel.

A pesar de que puede parecer difícil quitar estas manchas antiestéticas de nuestra dermis, existen gran variedad de técnicas que te ayudarán a recuperar el buen aspecto de tu piel. Algunos tratamientos destacados son:

Cremas despigmentantes. Actúan sobre las zonas más oscuras del rostro, frenan la producción de melanina y estimulan la generación de células. Usa estas cremas por la noche y durante el día protector solar.

Peeling químico. Consiste en la aplicación de una solución ácida con la que se lleva a cabo una exfoliación y renovación de las capas superficiales de la piel.

Láser. Capta el color de la melanina y actúa sobre la mancha. Cuanto más contraste exista más fácil de eliminar será. Este tratamiento suele ir acompañado de cremas especiales los días después, así como de mucha hidratación.

Además, seguir una rutina de limpieza e hidratación facial puede ayudarte a mejorar el aspecto de las manchas solares, como una buena exfoliación.

 

manchas solares

Tipos de manchas solares

Las manchas solares no solo son un problema estético, también pueden ser muy dañinas y peligrosas ya que podrían desarrollar algún tipo de melanoma. Por eso es importante distinguir entre dos tipos de manchas solares: lentigos y melasmas.

Lentigos

Los lentigos o seniles son las manchas solares más comunes tras exponerse al sol. Tienen un tono oscuro o marrón y son planas con formas irregulares. Se generan en nuestra piel porque se produce un crecimiento en las células de melanina o melanocitos. Suelen aparecer en el rostro y el escote y no deben confundirse con las pecas. No aumentan ni disminuyen su tamaño. Las pieles claras son más propensas a desarrollar lentigos.

Estas manchas solares no desaparecen solas ni con la ayuda de cremas estéticas. Será necesario un tratamiento médico como sesiones de láser, la criocirugía o la eliminación de manchas con nitrógeno líquido.

Melasmas

Los melasmas o cloasmas son manchitas que aparecen por el aumento de melanina en la piel. Suelen aparecer en el rostro, el labio superior, frente, mejillas y el puente de la nariz. Las mujeres son más propensas a padecerlas ya que se cree que están relacionadas con los cambios hormonales, el embarazo o el uso de anticonceptivos orales.

Estas manchas son más frecuentes en pieles morenas y no desaparecen solas pero en invierno tienden a aclararse. Es fundamental que en verano se utilice protección solar ya que los melasmas vuelven a reactivarse y a oscurecer con la exposición al sol.

Para eliminar los melasmas será necesario un tratamiento médico como sesiones de láser a baja potencia, una exfoliación química o microdermoabrasión, con el objetivo de eliminar las capas superficiales de la piel. Algunas cremas aclarantes pueden disminuir su oscuridad.

Causas de las manchas solares

Como su propio nombre indica, la principal causa de las manchas solares es una exposición prolongada al sol. A medida que nos hacemos mayores, la capacidad de regeneración de nuestra piel disminuye y comienzan a aparecer las manchas. En edades avanzadas la piel se vuelve más frágil.

No obstante, la exposición al sol no es el único factor que provoca estas lesiones en la dermis. Las manchas solares también pueden aparecer por alteraciones hormonales o problemas genéticos. Otras causas son lesiones en la piel o tratamientos dermatológicos.

Además, es importante dejar claro que no todas las manchas que aparecen en nuestra piel tienen por qué ser de esta categoría. Por eso, antes de considerar un tratamiento para las manchas solares, es conveniente acudir a un especialista que valore tu piel y realice un diagnóstico correcto para tu caso, descartando lesiones importantes como el melanoma.

Esperamos que este artículo te haya resultado de interés. Ahora que sabes cómo prevenir las manchas solares, cuida tu piel este verano para evitar que aparezcan. Si tienes dudas sobre este tema o necesitas información sobre alguno de nuestros tratamientos, no dudes en ponerte en contacto con los profesionales de la Clínica de la Dra. Vicario, ellos sabrán aconsejarte según tu caso.

Buena alimentación: la clave para lucir una piel radiante

Buena alimentación: la clave para lucir una piel radiante

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y suele ser un reflejo de cómo se encuentran las personas por dentro. Junto con otros órganos como el hígado o los riñones, se encarga de limpiar nuestro organismo. Para lucir una piel sana y radiante, debemos evitar los tóxicos que puedan sobrecargar los órganos de limpieza.

Además, si queremos una piel perfecta, debemos prestar especial atención a nuestra alimentación. Por eso, desde la Clínica de la Dra. Vicario queremos hablarte de las técnicas culinarias que mejor le sientan a tu piel y las que debes evitar a toda costa para frenar el envejecimiento prematuro de la misma. Visita nuestro blog y descubre todo sobre nuestra dieta antiaging.

 

El secreto para tener una piel saludable y retrasar los signos de la edad todo lo posible no es solo cuestión de genética y del uso de cremas cosméticas. Debemos comenzar cuidando nuestra piel desde el interior y para ello es esencial incluir en nuestra dieta diaria una serie de alimentos que contengan unos nutrientes que la protejan de agresiones externas como el frío o la luz solar.

Para ello, es vital que siempre te mantengas hidratado, ya que bebiendo suficiente agua nuestro organismo podrá eliminar las toxinas más fácilmente. También es importante tener un descanso adecuado y dormir el número de horas recomendado por los expertos. Además, practicar ejercicio físico moderado de forma regular es una manera estupenda de cuidar nuestro cutis.

Pero, desde luego, la clave de una piel sana y radiante es una correcta alimentación a base de una dieta equilibrada en la que no pueden faltar algunos de los alimentos que os proponemos a continuación.

Los mejores alimentos para cuidar tu piel

Semillas de chía

Las semillas de chía son ricas en omega-3. Aportan a nuestro organismo aminoácidos de alta biodisponibilidad, ideales para combatir las arrugas o la sequedad de la piel. Para aprovechar al máximo sus nutrientes, lo mejor es molerlas y tomar dos cucharadas al día en forma de pudding o aderezo.

Endibias

Las endibias son ricas en agua, lo que las convierte en aliadas perfectas para favorecer la función hepática y mantenernos bien hidratados. Acompaña tus ensaladas con una o dos endibias. Si quieres preparar algo más elaborado, puedes rellenarlas de verduras picadas.

Albaricoque

El albaricoque es muy rico en betacarotenos y sustancias precursoras de la vitamina A, imprescindible para la renovación celular. Te recomendamos consumir entre dos y tres albaricoques frescos al día, son la mejor fruta para la piel.

Pepino

El pepino es un hidratante estupendo para nuestra piel, ya sea consumido como alimento o empleado como mascarilla. Es importante comerlo con la piel para que no pierda sus propiedades. Además, el pepino se encarga de depurar y estimular el proceso de limpieza.

Pimiento rojo

Es el alimento con más contenido en vitamina C, imprescindible para la formación de colágeno, proteína que sostiene nuestra piel. Cuando es la temporada del pimiento rojo, puedes tomar uno o medio cada día.

Cúrcuma

La cúrcuma es el alimento estrella para combatir el acné gracias a sus propiedades antiinflamatorias. Consume dos rodajitas o media cucharada en polvo de esta especia cada día y comenzarás a notar los cambios.

Semillas de sésamo

Las semillas de sésamo aportan a nuestro cuerpo grasas saludables y además, son muy ricas en metionina, necesaria para formar colágeno. Toma dos cucharadas al día.

Frutos del bosque

Los frutos del bosque son muy ricos en antioxidantes, necesarios para que la piel no se desestructure. Si son silvestres mejor, ya que contienen más propiedades. Toma un puñado de frutos del bosque al día.

Espirulina

La espirulina es un alga verdiazul considerada un superalimento, ya que tiene la capacidad de nutrir y desintoxicar la sangre además de favorecer los procesos de regeneración celular. Ayuda a evitar la piel seca y a retrasar la aparición de arrugas.

 

Cítricos

Pomelo, limón, naranja, mandarina, lima… Los cítricos son alimentos muy ricos en vitamina C, un potente antioxidante que contribuye en la formación de colágeno, esencial para que la piel conserve su firmeza y elasticidad. Para que no pierdan la vitamina, debes mantener los cítricos en un lugar fresco y no quitarles la piel hasta que los vayas a consumir.

Zanahoria

La zanahoria es una fuente de betacaroteno y contribuye a reducir la flacidez y las arrugas. Se recomienda consumir zanahoria antes de exponerse al sol para conseguir un bronceado más uniforme y duradero y porque tiene propiedades fotoprotectoras. En ningún caso podrá sustituir al protector solar.

Tomate

El tomate es el alimento con mayor concentración de licopeno, sobre todo en el caso de los tomates maduros. El licopeno protege a las células frente a los daños derivados de la acción de los radicales libres y se considera que ejerce como preventivo contra el desarrollo de algunas patologías, como el cáncer de próstata y las enfermedades cardiovasculares. Las propiedades se consiguen especialmente si el tomate se consume cocinado.

Frutos rojos

Los frutos rojos como las fresas, frambuesas, moras o arándanos son ricos en vitamina C y flavonoides, tienen propiedades antioxidantes que evitan la destrucción celular y el envejecimiento prematuro.

Aceite de oliva

El aceite de oliva, al igual que las acelgas, espinacas y escarola tiene un alto contenido en vitamina E que ayudar a proteger las células frente al estrés oxidativo.

Frutos secos

Los frutos secos como las nueces, pistachos, almendras o avellanas también contienen vitamina E y reducen la oxidación celular. Las nueces, además, son ricas en cobre, que actúa como antiinflamatorio.

En Antiaging Madrid diseñamos dietas antiaging personalizadas para nuestros pacientes. La piel de cada persona tiene unas necesidades específicas por lo que es necesario realizar un reconocimiento personal para obtener los mejores resultados. Se deberán tener en cuenta también los factores genéticos.

En la Clínica de la Dra. Vicario realizamos test personalizados para saber qué necesita cada paciente. Gracias a esta prueba podremos conocer los niveles de aminoácidos, minerales, grasas y antioxidantes de cada persona y así diseñar el mejor tratamiento para cada caso.

Si tienes dudas sobre tu alimentación o necesitas consejos sobre la dieta antiaging ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de atenderte. En Antiaging Madrid valoraremos tu caso y te recomendaremos lo que más se adapte a ti, a tu cuerpo y a tus necesidades.

¿Cómo afecta el frío en nuestra piel?

¿Cómo afecta el frío en nuestra piel?

Con los termómetros marcando unas temperaturas muy bajas, es importante que tengamos en cuenta cómo afecta el frío a nuestra piel y si está en nuestras manos poder hacer algo con el objetivo de lograr minimizar su impacto.

Aunque no lo parezca, la epidermis sufre alteraciones debidas a la deshidratación. A pesar de las lluvias, la nieve y el mal tiempo en general, la humedad relativa del aire suele descender y el ambiente se vuelve más seco. Podemos observar cómo en nuestro rostro tenemos las líneas más marcadas e incluso cierta descamación. Además, podemos llegar a notar picor en zonas acras como las extremidades y más aún en las manos y los pies.

Las pieles sensibles son las que más sufren los cambios de temperatura. Por eso, debes recordar que, igual que en invierno no sales a la calle sin ropa de abrigo, tampoco puedes dejar la piel del rostro a la intemperie frente al frío, pues es una de las zonas que más sufre el frío, en especial las mejillas y los labios.

Desde la Clínica Dr. Vicario queremos informarte de los efectos que tiene el frío en nuestra piel y cómo combatirlos con una serie de consejos y tratamientos. Esperamos que os sea útil.

 

El frío hace que la capa córnea de la piel adelgace y su consecuencia más visible es un efecto similar al de la piel seca. Debido a las bajas temperaturas se pierdes células con mayor facilidad, lo que provoca escoriación e inflamación. Además, nuestras células se encuentran menos hidratadas ya que cuando hace frío bebemos menos líquidos al tener una menor sensación de sed. También pueden aparecer ciertas patologías como la dermatitis por el efecto de rascado secundario.

Consejos para proteger nuestra piel del frío

No podemos detener el frío, pero lo que sí podemos hacer es llevar a cabo algunas acciones que minimicen las consecuencias del invierno en nuestra piel. A continuación, vamos a ver algunas:

Limpieza

Debemos realizar lavados cortos y no muy intensos, siempre con agua templada para evitar que los cambios de temperatura provoquen arañas vasculares por cambios en el calibre venoso por la vasodilatación.

Cuando tomemos una ducha, debemos secar nuestra piel de forma suave y aplicar algún producto hidratante para combatir la sequedad de forma efectiva y duradera.

Hidratación

Como hemos mencionado anteriormente, el frío provoca un aumento de la sequedad en la piel. Por eso, recomendamos que, dependiendo del tipo de piel, se apliquen productos hidratantes un mínimo de dos o tres veces al día. Para ayudar a la regeneración celular de la capa basal de la piel necesitaremos productos que contengan nutrientes, vitamina C y colágeno.

La hidratación es un factor clave para la salud de tu piel, pero no solo a nivel externo. La hidratación interna también es muy importante, por lo que te aconsejamos beber al menos dos litros de agua al día. De esta forma tu piel estará protegida y preparada para prevenir la sequedad.

Prestar atención a manos y labios

Es fundamental seguir una rutina de hidratación en nuestras manos y labios. En ocasiones, si no utilizamos guantes, podemos sufrir lesiones leves en los dedos debido a las bajas temperaturas. Tenemos que prestar atención a estas zonas tan sensibles y aportarles una mayor protección mediante hidratación extra con productos con alto contenido en glicerina y urea. De esta forma lograremos reducir el efecto pruriginoso que produce la vasoconstricción por el frío.

 

Fotoprotección

La radiación ultravioleta se encuentra siempre presente, no es solo algo de épocas de sol. Muchas personas se descuidan en invierno pensando que en esta estación no debemos protegernos y por ello, la piel del rostro y en especial los labios, reciben un gran impacto.

Un buen ejemplo de esto lo podemos observar en las quemaduras labiales de primer grado que se llegan a producir cuando se practica esquí. Las personas se abrigan, pero no se protegen, sin saber que la nieve refleja hasta un ochenta por ciento más de radiación ultravioleta que en una exposición habitual.

Hábitos saludables

En los meses de invierno, la piel necesita una dosis extra de vitaminas para su regeneración. Y para ello, la mejor fuente para conseguirlas son las frutas y las verduras.

Consumir algunas sustancias como el tabaco o el alcohol, genera radicales libres que oxidan las sustancias de degradación en el estrato córneo. Esto se traduce en un incremento del efecto del envejecimiento prematuro y además se produce mayor descamación.

Mesoterapia

Algunos tratamientos de medicina estética como la mesoterapia facial son eficaces para garantizar la salud de tu piel.

La mesoterapia es un tratamiento que puede aplicarse en diferentes zonas de la cara, el cuello o las manos a través de microinfiltraciones. El objetivo es hidratar, reafirmar y regenerar la piel. De esta forma se devuelve a la dermis la jugosidad y salud que ha perdido por culpa de las bajas temperaturas.

En la Clínica Dr. Vicario queremos que luzcas una piel bonita y sana. Por eso, realizamos estudios personalizados para llevar a cabo el mejor tratamiento en cada caso. Si quieres más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Las hormonas, la clave contra el envejecimiento

Las hormonas, la clave contra el envejecimiento

Uno de los temas que más interés está generando en los últimos años es la medicina preventiva antienvejecimiento. Se trata de lograr una mejor calidad de vida y envejecer mejor y más tarde. Además, se puede evitar la aparición de algunas enfermedades asociadas al paso del tiempo. Las hormonas juegan un papel clave en este tratamiento.

En la Clínica Dr. Vicario realizamos un estudio de antienvejecimiento hormonal que consiste en regular la producción de hormonas. Además, se lleva siempre un seguimiento de los pacientes y un control para determinar su evolución.

hormonas

 

Hormonas relacionadas con el envejecimiento

En la actualidad podemos hablar de cuatro hormonal diferentes que se deben tener en cuenta a la hora de realizar un tratamiento de medicina preventiva. En primer lugar, la dehidroepiandrosterona (DHEA), que es un andrógeno que se origina en la glándula suprarrenal y que es de vital importancia para ambos sexos. Esta hormona se encarga de regular la tolerancia al estrés, la masa muscular y masa grasa, el estado anímico, la inmunidad… En definitiva, se trata de una de las más importantes.

Otra hormona fundamental para la vida de hombres y mujeres es la testosterona. Todavía existen mujeres que se muestran reticentes a emplearla porque la consideran exclusiva del sexo masculino, pero esto no es para nada así, las mujeres necesitan unos niveles y los hombres otros, pero resulta vital para ambos. Ha quedado demostrado que las personas con bajos niveles de testosterona tienen más probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares que los que la tienen en niveles óptimos. Además, su ausencia provoca la acumulación de grasa especialmente en la cintura, la grasa visceral e implica una pérdida de musculatura. También incrementa nuestra predisposición a aumentar de peso, tener un menor equilibrio y una peor postura y funcionalidad, lo que implica un mayor riesgo de caídas.

La hormona tiroidea también influye de forma considerable en el envejecimiento. La concepción tradicional que siempre se ha tenido sobre esta hormona está cambiando en la actualidad. Hay mucha gente que presenta síntomas asociados a niveles por debajo de lo normal de la misma. Las consecuencias se traducen en cansancio, acumulación de grasa, estreñimiento, falta de rapidez mental…

Por último, debemos hacer mención de la melatonina. Con el paso de los años, esta hormona va disminuyendo y es la causante de muchos de los síntomas que experimentamos cuando nos hacemos mayores y entramos en la etapa de la vejez. La falta de esta hormona provoca alteraciones del ritmo de sueño, un aumento de estrés o la inflamación de bajo grado asociada al envejecimiento.

El cortisol y el envejecimiento

El cortisol, también conocido como la hormona del estrés, siempre se ha asociado a algo negativo precisamente por ese nombre. Es por eso que pensamos que sus niveles deben ser bajos. Pero en realidad, lo que necesitamos es que nuestra glándula suprarrenal sea capaz de sintetizar bien el cortisol.

El cuerpo humano, debe encontrarse siempre en equilibrio, estar regulado y compensado. Si los niveles de algo suben, es necesario que los de otra cosa bajen, de esta manera no aparecerán oscilaciones y evitaremos las posibles enfermedades que estas descompensaciones puedan acarrear.

Si nuestro organismo crea cortisol constantemente y no hay nada que lo contrarreste, se verán afectadas nuestra masa ósea y muscular, la inmunidad, la glucosa y las arterias. Es fundamental que siempre exista un equilibrio y si nuestro cuerpo no puede generarlo solo debemos ayudarle.

hormonas

 

Cómo afectan las hormonas al deterioro de nuestro cuerpo

Para que el metabolismo de nuestro organismo funcione correctamente y el cuerpo genere energía, así como quema de grasa, necesitamos que las hormonas tiroideas se encuentren en niveles óptimos. Es normal tener estas hormonas con un número reducido, pero siempre dentro de los niveles establecidos. Si los rangos son más bajos, la persona que lo padezca estará cansado todo el día, aumentará de peso y experimentará poca lucidez mental y estreñimiento.

Cuando una mujer concluye en su etapa de menstruación y comienza la menopausia, su cuerpo deja de producir en los ovarios las hormonas clásicamente femeninas, el estradiol y la progesterona. Esto provoca un aumento del riesgo cardiovascular y la pérdida de masa ósea, generando osteopenia y osteoporosis. Además, se produce una pérdida de elasticidad y tersura de la piel.

¿Quieres saber más sobre antienvejecimiento hormonal? En la Clínica Dr. Vicario realizamos estudios personalizados para llevar a cabo el mejor tratamiento en cada caso. Ponte en contacto con nosotros para recibir más información. Estaremos encantados de atenderte.

 

 

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • vchideactivationmsg
  • vchideactivationmsg_vc11

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios