Hablemos de hilos tensores

No lo leas, escúchalo.

A veces sucede que no solo por temas de edad si no por la llegada de las buenas temperaturas, apetece sentirse más joven, dar un toque sutil de frescura y rejuvenecimiento al rostro. Sin embargo, hay quien no quiere someterse a una cirugía o sufrir dolor para alcanzar este objetivo, para ello, los hilos tensores son la solución idónea.

Como decíamos, este tratamiento no requiere ninguna clase de intervención ni agresión quirúrgica. En líneas generales, el procedimiento consiste en introducir los hilos tensores, a través de una aguja muy fina. Al no producirse una incisión, no se forman cicatrices en el rostro del paciente.

Los hilos tensores, se pueden aplicar para corregir esas arrugas que se generan alrededor de los ojos y en la frente, tan propias de la edad. La reafirmación de cuello y por supuesto facial es otra de las posibilidades que ofrece. Finalmente, se puede utilizar también para elevar las cejas y dar una perspectiva de mayor juventud.

Se recomienda utilizar los hilos tensores a la edad en la que empiezan a aparecer las primeras arrugas. Otro de los múltiples beneficios, es que, aparte de no presentar heridas o cicatrices, los resultados se muestran de manera muy eficaz, prácticamente al momento. La rapidez es sin duda de sus mayores ventajas. No obstante, es altamente recomendable lo anteriormente mencionado, aplicar el tratamiento mejor a una edad temprana que esperar a más tarde, donde lo normal será acabar en cirugía.

Los resultados terminan por satisfacer el objetivo, un aspecto rejuvenecido y sobre todo natural en un periodo más que corto de tiempo. Los hilos tensores terminan por parecer un tratamiento perfecto, sin dolor, sin cicatrices y además rápido y eficaz ¿Qué más se puede pedir?

Por muy fácil que parezca, este proceso tiene sus complicaciones y por ellos es siempre mejor contactar con los mejores profesionales para que se lleve a cabo de la manera más personal y lo mejor posible. Existen distintos materiales con los que se puede llevar a cabo la técnica, entonces unas manos expertas siempre van a contribuir a un resultado más visible y positivo. Recordar que se puede combinar con otros tratamientos, ya sean pasando por el quirófano como si no, por ejemplo la toxina botulínica.

En la clínica de la Dra Vicario, se dispone del material y la experiencia necesaria para colocar los hilos tensores de la mejor manera. Nota unos resultados muy naturales al momento escogiendo nuestros servicios para acompañarle en esta nueva aventura. Tu centro de confianza de tratamiento anti envejecimiento facial, trayéndote siempre los tratamientos más innovadores pero con la experiencia de siempre.

Comparte

Facebook
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *